El joven arrestado momentos antes de entrar en la comisaría de la Policía Local de Inca. | Policía Local de Inca

12

Agentes de la Policía Local de Inca arrestaron este domingo a un joven de 18 años y nacionalidad marroquí al que el dueño de una vivienda le sorprendió entrando en su casa. El sospechoso se echó a correr y los funcionarios lo localizaron agazapado e inmóvil entre unos arbustos en el Parc des Serral de ses Monges.

Los hechos tuvieron lugar pasadas las 18.30 horas. El morador de una vivienda de la calle Joan Miró avisó a la Policía Local de que había visto a un chico en su jardín intentando acceder al inmueble después de escalar la pared. Al llamarle la atención el joven huyó del lugar y el perjudicado fue tras él. Tras recibir la información por parte del hombre una patrulla de la policía acudió a la zona.

El presunto ladrón accedió al Parc des Serral de ses Monges, que cuenta con una extensión considerable, y dos agentes empezaron a rastrear por allí. Minutos más tarde localizaron al joven agazapado e inmóvil entre unos arbustos. Tras su arresto el dueño del domicilio donde había accedido el chico se personó en el lugar y reconoció de manera inmediata al detenido como la persona que había entrado en su casa.

Por otra parte, también en Inca los agentes arrestaron a un viejo conocido de la policía por presuntamente robar un coche. El propietario del vehículo denunció la sustracción este domingo a las 16.00 horas y a primera hora del lunes, sobre las 5.40 horas, un agente fuera de servicio ha reconocido el turismo y avisó a los compañeros, que arrestaron al hombre. El varón se encontraba ebrio. El coche, un Peugeot 208, presentaba múltiples golpes y desperfectos.