Una agente de la Policía Nacional inspecciona algunos de los objetos recuperados. | Policía Nacional

0

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un hombre de origen rumano de 36 años de edad como presunto autor de ocho robos con fuerza en domicilios habitados mientras los moradores se encontraban durmiendo en su interior. Todos los domicilios se encuentran en la zona de la Playa de Palma. En septiembre se registró un aumento de robos con fuerza en casas habitadas en áreas de la Playa de Palma como las Maravillas, Can Pastilla y el Arenal. Todos los robos se cometían de noche, mientras los dueños se encontraban durmiendo en su interior.

El modus operandi en todos los robos era idéntico, ya que accedían escalando los muros circundantes y en ocasiones forzando alguna de las vías de acceso como ventanas o puertas. Una vez en el interior sustraían dinero en efectivo, dispositivos electrónicos, joyas y otros efectos de fácil transporte. El grupo de Robos de la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones tomando declaraciones a víctimas y testigos, algunos de ellos observaron la presencia de un hombre en varios de los robos y que coincidía la descripción física del mismo, además de que iba en bicicleta.

Los agentes sospecharon de que en los robos habría participado la misma persona, averiguando que un hombre estaba vendiendo a terceros diversos efectos, logrando recuperar muchos de ellos que fueron reconocidos por sus legítimos propietarios y víctimas de los robos. A medida que iba avanzando la investigación se fue cerrando el cerco sobre el supuesto ladrón, averiguando que el mismo llevaba dos meses residiendo en Palma y que en todas las gestiones que realizaba aportaba domicilios diferentes, lo que dificultó su localización.

Finalmente los agentes consiguieron localizarlo en el barrio de Foners el pasado miércoles, procediendo a su detención como presunto autor de hasta ocho robos con fuerza en domicilios con los moradores en su interior. Los agentes han logrado recuperar diversos teléfonos móviles, una estilográfica de gran valor, dispositivos electrónicos y una tablet, de los que se están realizando gestiones para localizar a sus propietarios. El presunto autor ha pasado a disposición judicial y se ha decretado prisión provisional para el mismo.