Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional han acudido a la vivienda. | Alejandro Sepúlveda

6

Tragedia en la calle Santa Florentina de Palma. Una mujer de 88 años ha muerto ahogada a primera hora de la tarde de este jueves tras caer a la piscina de su casa mientras arreglaba un árbol del jardín. Según las primeras hipótesis se partió el soporte al que se había subido y perdió el equilibrio. En el momento de los hechos la mujer se encontraba a cargo de una cuidadora, que fue quien encontró el cuerpo de la anciana.

El personal sanitario que acudió al domicilio, ubicado en la barriada de la Soledat Nord, tan solo pudo confirmar el fallecimiento de la mujer. También se desplazaron agentes del Grupo de Homicidios y la unidad de Policía Científica de la Policía Nacional.

Cuidadora
El suceso ocurrió alrededor de las 15.00 horas. En ese momento la cuidadora de la anciana, al ver que hacía minutos que no sabía nada de ella, salió al jardín para ver qué hacía la propietaria del inmueble. Y se topó con una escena que no olvidará en la vida. La mujer, de 88 años, se había caído a la piscina y no respondía a los estímulos.

Rápidamente la empleada avisó al 112, que envió de inmediato a una ambulancia medicalizada y también avisó a la Policía Nacional. Los sanitarios al llegar únicamente pudieron certificar la muerte de la mujer, a falta de confirmación oficial, por ahogamiento. Tal y como señalan fuentes próximas al caso, la anciana acabó en el agua tras partirse un poyete al que se había subido para arreglar un árbol que tenía en el jardín. Una patrulla de la Policía Nacional que se desplazó a la calle Florentina avisó, al comprobar lo ocurrido, comisionó al Grupo de Homicidios y a la Policía Científica.

Una vez practicadas las primeras diligencias policiales se comunicó al juzgado de guardia el fallecimiento de la mujer y una comitiva judicial se desplazó hasta la Soledat Nord, donde se procedió al levantamiento del cadáver. El cuerpo ha sido trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal.