Estado en el que quedó el local tras el incendio provocado. | CNP

5

La Fiscalía solicita una pena de cinco años de cárcel para los dos jóvenes suecos acusados de robar e incendiar un club de alterne en Palma, la mañana del 9 de noviembre de 2019. Los dos imputados fueron detenidos por agentes del Grupo de Atracos de la Policía Nacional días después del suceso. El juicio por estos hechos tendrá lugar próximamente en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania después de que este martes las partes no alcanzaran un acuerdo en la vista previa.

S’Aigo Dolça

Tal y como señala el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación, el suceso tuvo lugar la mañana del 9 de noviembre de hace ahora dos años. Los dos imputados acudieron al local, ubicado en la zona de s’Aigo Dolça. Habían estado allí horas antes y fueron invitados a abandonar las instalaciones por el encargado por ser la hora de cierre. Provistos de una piedra de grandes dimensiones fracturaron el cristal de la puerta de acceso y pudieron colarse en su interior. Allí se hicieron con un teléfono móvil, una cadena de música, una tablet y distintas bebidas alcohólicas. A continuación, antes de abandonar el prostíbulo, prendieron fuego al local. Los equipos de extinción consiguieron apagar el incendio, que provocó cuantiosos daños y afectó a un establecimiento colindante.

La policía comenzó una investigación. Una vez que se identificó a los responsables del fuego, el Grupo de Atracos inició las gestiones para localizarlos y proceder a su detención. Además de los cinco años de prisión para cada uno, la Fiscalía también pide que los dos procesados abonen de manera conjunta y solidaria más de 27.000 euros de responsabilidad civil por los daños.