Previous Next
1

Un hombre ha aceptado este lunes en la Audiencia de Palma una condena de tres años y medio de cárcel por traer a Mallorca medio kilo de cocaína en un barco procedente de Barcelona el pasado verano. El acusado, de 56 años y origen dominicano, se ha conformado también con el pago de una multa de 41.200 euros. Los hechos tuvieron lugar sobre las 00.15 horas del 4 de agosto al desembarcar en Palma. El procesado, que se encuentra en prisión desde entonces, viajaba en un ferry con una bolsa de plástico en la entrepierna que contenía 450 gramos de cocaína con una riqueza del 70 por ciento y valorada en 41.182 euros.

Agentes de la Policía Nacional de la Brigada Móvil de Seguridad Ciudadana observaron que el hombre llevaba un gran bulto en su pantalón y le preguntaron si escondía algo. El pasajero, que tenía una actitud esquiva, les entregó una bolsa con la droga y quedó detenido. En el momento del arresto los policías también se incautaron de 145 euros en efectivo y dos teléfonos móviles.

La Fiscalía reclamaba al principio del proceso una condena de 5 años de prisión y una multa de 80.000 euros. La abogada defensora del hombre ha llegado este lunes a un acuerdo con el fiscal y ha rebajado su petición a tres años y medio de cárcel.