El arresto fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

23

Brutal agresión en el Passeig Marítim de Palma. En la madrugada de este sábado, concretamente sobre la 01.15 horas, agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a dos mujeres acusadas de dar una paliza a dos clientas de un local de copas. La sala del 091 alertó que en el interior de un conocido local de la zona se estaba produciendo una pelea entre cuatro mujeres. Una vez en el lugar, los policías observaron un gran tumulto de personas, viendo a dos mujeres que no cesaban de proferir insultos y amenazas contra los porteros de un local de ocio nocturno.

Al otro lado del grupo se encontraban las dos víctimas. Una de ellas tenía la cabeza ensangrentada y varias contusiones. A su lado se hallaba la otra fémina que presentaba incrustaciones de cristales rotos en la cara y arañazos. Ambas habían sido agredidas por las dos clientes que no paraban de gritar. La agresión se produjo dentro del establecimiento cuando, sin motivo aparente, las ahora detenidas comenzaron a agredir a la gente hasta que los controladores de acceso tuvieron que expulsarlas fuera del recinto. Una ambulancia trasladó a las heridas hasta el hospital de Son Espases. Las dos españolas, de 27 y 33 años, fueron detenidas.

Por otra parte, a las 03.50 horas, un indicativo policial se encontraba patrullando por el Passeig Marítim cuando se percató de que había una pelea de varias personas frente a un supermercado. Al aproximarse al lugar, los policías observaron a un hombre con sangre en el rostro y el torso solicitando la presencia de una ambulancia. La víctima se encontraba en el interior de una discoteca y comenzó una discusión con un grupo de chicos que se encontraban con su expareja. A partir de ese momento, le increparon, saliendo al exterior del local momento en que los jóvenes le siguieron con la intención de agredirle.

El hombre se refugió en un supermercado donde accedieron los varones recibiendo botellazos, puñetazos y patadas por todo el cuerpo. Varios testigos y la víctima reconocieron a dos de los supuestos agresores justo en el momento que intentaban huir del lugar ante la llegada de la Policía Nacional. Los arrestados son dos españoles de 26 años. . El encargado del local donde se produjo la pelea indicó que se trataba de un grupo de cinco personas y que los daños ocasionados en el local son cuantiosos.