El agente ya declaró el pasado mes de mayo ante la jueza y negó las acusaciones. | ALEJANDRO SEPÚLVEDA

Un Juzgado de Instrucción de Palma tiene abierta una causa por un presunto delito de abusos sexuales a una menor contra un agente de la Policía Local. El funcionario habría sometido a tocamientos a principios de 2021 a la hija de nueve años de su expareja. Esta semana, la perjudicada ratificó en su declaración en sede judicial lo denunciado por la madre el pasado mes de abril. El agente, que ofreció su versión meses atrás, negó las acusaciones.

Denuncia

Según fuentes judiciales, la madre de la menor interpuso la denuncia en el mes de abril. En ella relató que la menor le explicó que su expareja, con la que había finalizado la relación meses antes, le había sometido a tocamientos una noche a mediados de enero que se quedó a dormir a solas con él y otro hermano en la vivienda del investigado, ubicada en la capital balear. La madre de la niña y el acusado pusieron punto y final a la relación el año pasado, pero tuvieron un acercamiento a principios de 2021. Esto propició que el ahora investigado se quedara a cargo de los dos menores, uno de ellos, el niño, también hijo suyo, cuando la mujer tenía que trabajar de noche.

El policía, en su declaración en sede judicial, que data del pasado mes de mayo, negó cualquier tipo de tocamientos a la menor y relató que siempre había tratado a la niña como si fuese su hija. Y añadió que el día después del presunto episodio de abusos todo transcurrió con la más absoluta normalidad en casa. La instrucción judicial continúa a la espera de nuevas diligencias.