La Policía Nacional detuvo a dos menores del polémico centro. | Alejandro Sepúlveda

Una pelea entre internos de un centro de menores de Palma acabó con uno de los adolescentes provocando un incendio intencionado en una de las habitaciones, lo que obligó a la evacuación de una planta del recinto. Según fuentes judiciales a las que ha tenidoacceso Ultima Hora, el suceso tuvo dos fases. La primera de las intervenciones se produjo el pasado domingo, a las 14.15 horas. Los educadores llamaron a la Policía Nacional porque había una pelea entre dos bandos y uno de los chicos estaba agrediendo a otro con un tenedor y una silla. Fruto de esa reyerta, varios de los adolescentes resultaron heridos de diversa consideración. A la llegada del coche patrulla, con los funcionarios policiales presentes, el chico se dirigió a una puerta cristalera y reventó uno de los cristales con su mano.

El menor se lastimó y precisó ser atendido por personal sanitario. Mientras llegaba la ambulancia, le taponaron la herida con un paño. A las 21.40 horas de ese mismo día, la sala del 091 envió de nuevo unidades policiales al centro de menores donde, según los educadores, se estaba produciendo una pelea. A su llegada, los policías separaron a las partes en conflicto y se incautaron de algunos objetos contundentes con los que se estaban agrediendo.

Atrincherado

En un momento dado, uno de los internos se atrincheró en uno de los baños de la planta superior con ropa que había cogido de una interna y le prendió fuego. Fruto del incendio se generó una gran cantidad de humo teniendo que evacuar a los chicos de la planta superior. Los policías actuantes, con ayuda de cuatro extintores del recinto, consiguieron sofocar las llamas, poner a salvo a todos los internos y proceder a la detención del adolescente que había protagonizado el incidente.