Gonzalo Calleja y Javier Gallego, inspectores de la Policía Nacional. | Julio Bastida

40

Los investigadores de la operación Alssarig (ladrón), el jefe de la UCRIF, Gonzalo Calleja, y Javier Gallego, jefe del Grupo de Investigación Centro de la Policía Nacional, han desvelado este jueves, tras levantarse el secreto del caso, que el cabecilla de los okupas, una argelino de 41 años, viajó hasta en cuatro ocasiones en patera a Mallorca desde el norte de Argelia para introducir de forma ilegal a compatriotas en la Isla. Algunos de ellos, pagaban un billete para viajar cuyo coste era de entre 1.000 y 1.500 euros mientras. Por otra parte, algunos pateristas viajaban gratis pero una vez en Mallorca tenían que entregar un porcentaje de los beneficios de los robos perpetrados por la banda al organizador.

«Hemos esclarecido 150 robos, pero se trata sólo de la punta del iceberg de los hechos delictivos perpetrados por la organización criminal de okupas desarticulada en Palma». Así de claros y rotundos se mostraban este jueves los investigadores del caso.

Los datos de la 'operación Alssarig' (ladrón) ha culminado con doce detenidos, seis de ellos en prisión y con más de 150 hechos delictivos resueltos. Se trata de un operativo destapado, en primicia por Ultima Hora, cuyo centro de operaciones estaba fijado en la conocida como 'casa del Terror', edificio okupado de la calle Manacor 63.

Los robos en un principio se perpetraban en la zona centro, pero finalmente acabaron produciéndose también en la Platja de Palma, Ciutat Jardí y Palmanova, en Calvià.

Los responsables del caso dan por finalizada una operación policial contra una organización criminal de argelinos llegados, en su totalidad, en patera y que muchos de ellos habían pasado por centros tutelados del Consell de Mallorca. Así lo han explicado los inspectores de la Policía Nacional a preguntas de los periodistas.