La institución insular se personará contra el vecino de Son Roca. | M. NADAL

El IMAS denunciará al vecino de Son Roca que este lunes propinó una brutal paliza a un menor del centro de acogida Norai, ubicado en el barrio de Son Roca. El chico continúa ingresado en Son Espases y su pronóstico es grave.

Todo sucedía este lunes en un parque ubicado en Cap Enderrocat. Según el testimonio del agresor y otros vecinos, el interno no cesaba de increpar a varias chicas de la zona y hacerles proposiciones de índole sexual.

En ese momento, el padre de una de las menores acudió en su auxilio. Una vez allí, y siempre según el testimonio del agresor, el menor de origen argelino se enfrentó al familiar y este le propinó un puñetazo en la cara y una patada en la boca dejándolo tendido en el suelo sangrando.

Noticias relacionadas

Una ambulancia acudió al lugar de los hechos y trasladó al hospital de Son Espases al menor, que sufría problemas respiratorios. Tres días después, el chico sigue ingresado.

Aunque Última Hora ha intentado hablar con el centro de menores Norai para conocer su versión, la respuesta de sus responsables ha sido negativa; aun así, diversas fuentes niegan que se produjera algún altercado ese lunes en Norai, y que, por lo tanto, no acudieron numerosas unidades de la Policía provistas de escudos y cascos la noche del lunes, como apuntaban diversas informaciones.

El IMAS, por su parte, solo ha apuntado que se personará contra el agresor del menor tutelado, pero ha preferido no hacer ninguna declaración oficial sobre el tema hasta que se esclarezca el suceso, que ha empañado la convivencia en la barriada de Son Roca.

Situación tensa

La tarde de este martes unos 300 vecinos de Son Roca se manifestaron frente al centro de menores Norai para protestar por los últimos altercados ocasionados supuestamente por los usuarios. Durante la marcha, vigilada por la Policía Nacional, los residentes lanzaron proclamas contra los educadores, los menas y el Consell de Mallorca por permitir esta situación.