Uno de los principales detenidos entrando en el coche policial. | Alejandro Sepúlveda

15

La Policía Nacional asesta un duro golpe a una de las mayores organizaciones criminales de tráfico de cocaína, marihuana y cristal de la Isla. Una banda que se dedicaba a mover importantes cantidades de sustancias estupefacientes, especialmente en la principal zona turística de Mallorca.

Durante la explotación de la segunda fase del operativo se produjeron cinco detenciones y se practicaron varios registros domiciliarios.

Las entradas, autorizadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, fueron en la calle Amílcar (s’Arenal), en la Carretera Militar (Platja de Palma) y el número 16 de la calle Major, en Sant Jordi.

Registros

A primera hora de ayer miércoles, agentes del Grupo de Crimen Organizado y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional irrumpieron de forma simultánea en los tres domicilios acompañados por los correspondientes agentes judiciales.

El hermetismo policial es máximo dado que la operación sigue abierta y está declarada secreta por la autoridad judicial.    De hecho, el número de detenidos podría aumentar en las próximas horas o días. Durante los registros, los agentes se incautaron de importantes cantidades de droga y todos los arrestados fueron conducidos a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía donde en las próximas horas serán interrogados.

Esta operación está relacionada con unas detenciones practicadas en la Platja de Palma donde cayó uno de los principales cabecillas de la trama criminal. En aquella ocasión se realizaron dos arrestos y ambos fueron enviados a prisión. Ahora, con este nuevo golpe al narcotráfico se logra desarticular una de las bandas más activas que operaba con turistas. El arrestado de Sant Jordi también está considerado como uno de los más destacados de la organización.