La Policía Local de Palma arrestó al propietario de la casa.  | Abderrahim Ouadrassi

4

La Policía Local de Palma detuvo la noche del sábado a un hombre que, armado con un cuchillo,  amenazó de muerte a su inquilino para que abandonara su casa. El perjudicado tiene alquilada una habitación.

El suceso se produjo minutos antes de la medianoche en la calle Reina Laura, en el barrio de Pere Garau. La víctima avisó a la policía de que su casero desde hacía unas semanas le estaba amenazando para que se marchara del inmueble. «Si no te vas, te mato», le dijo el propietario del piso. En el transcurso de la discusión, el arrestado le dio dos bofetones.

Cuando los agentes acudieron a la vivienda, el dueño seguía con el cuchillo en la mano. Instó a los funcionarios a que sacaran de allí al inquilino, pero los agentes le comentaron que eso no podían hacerlo. Y la cosa no se calmó ni mucho menos. El hombre volvió a amenazar al otro varón. «Que te vayas de aquí o te mato», le repitió. Ante este nuevo episodio violento, los policías locales arrestaron al hombre, de 45 años, no sin problemas, ya que se encontraba bajo los efectos del alcohol y se opuso a ser engrilletado. Está acusado de amenazas, coacciones y un delito leve de lesiones.

El inquilino, ya más tranquilo tras todo lo ocurrido, explicó a los agentes que paga cada mes 250 euros por el alquiler de una habitación en la vivienda que posee el hombre. Asimismo confesó que habían tenido algunos desencuentros y estos habían provocado que el propietario quisiera sacarle del piso.