Estado en el que quedó el Opel Astra que conducía la mujer tras colisionar contra una farola. | Policía Local de Alcúdia

16

Una conductora que conducía bajo los efectos del alcohol provocó la madrugada de este domingo el desalojo de un edificio en Alcúdia tras sufrir un accidente al perder el control de su vehículo y chocar contra unas tuberías de gas ciudad. La mujer huía de otro accidente que había provocado instantes antes.

El suceso tuvo lugar sobre las 2.20 horas en la rotonda de la carretera que lleva hacia Alcanada. La mujer, al volante de un Opel Astra de color negro, hizo un recto en una rotonda y colisionó contra una farola y un muro que delimita una finca de viviendas con la carretera.

Debido al golpe, y a la caída de parte del muro, se rompieron las tuberías de gas ciudad. El golpe y el fuerte olor despertaron alarmados a los vecinos, que tras la llegada de la Policía Local, la Guardia Civil y los Bombers de Mallorca fueron obligados a desalojar sus viviendas por precaución. Los agentes tuvieron que acordonar la zona y cerrar la llave de paso.

Minutos más tarde un empleado de la compañía del gas revisó lo ocurrido y tras comprobar que no había peligro los residentes pudieron regresar a sus domicilios.

La conductora cuando fue sometida a la prueba de alcoholemia arrojó un resultado positivo de 0,86 mg/l, casi cuatro veces más de lo permitido, ha sido imputada por un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con resultado de accidente. Minutos antes, según fuentes policiales, ya había provocado otro accidente al colisionar con un vehículo en la rotonda de 'Can Fumat' y se había dado a la fuga.