La Policía Nacional y la Policía Local han acudido al lugar donde se encontraba el hombre. | Archivo UH

59

Un policía local disparó este miércoles en varias ocasiones contra un hombre que le atacó armado en una casa de campo de Manacor. Los agentes, así como sanitarios de una ambulancia, habían acudido a esa propiedad porque el señor supuestamente había intentado quitarse la vida.

Los hechos ocurrieron sobre las 17.30 horas, cuando la centralita telefónica fue alertada de que un hombre estaba muy alterado y quería quitarse la vida en una vivienda de la carretera hacia Porto Cristo.

Tanto la Policía Local como una ambulancia se pusieron en alerta y acudieron a esa dirección señalada. Llegaron a los pocos minutos y se encontraron con un individuo muy alterado, que no atendía a razones y estaba muy violento. Los sanitarios intentaron calmarlo y suministrarle algún tipo de sedante, pero en un momento dado el hombre esgrimió un cuchillo y atacó a la comitiva. Un policía local tuvo tiempo de desenfundar su pistola reglamentaria y disparó varias veces contra él. Según los primeros datos, se registraron entre tres y cuatro disparos y el agresor cayó desplomado, con uno de los impactos en el abdomen y otras heridas de bala en una pierna y otras partes del cuerpo. El hombre quedó tendido en el suelo, malherido y sangrando de forma abundante, y los mismos sanitarios que acudieron para prestarle auxilio y evitar que se suicidara fueron los primeros en estabilizar sus constantes y taponar las heridas, para evitar la hemorragia.

El caso, entonces, pasó al Cuerpo Nacional de Policía, que envió a la casa de campo de Manacor a varias patrullas de la Policía Judicial y de la Policía Científica, para examinar la escena y reconstruir los hechos. El policía que disparó estaba muy afectado y explicó que no había tenido más remedio que utilizar su arma reglamentaria, ya que el atacante tenía intención de apuñalarlos. Sus compañeros del CNP le tomaron una primera declaración y después lo citaron para ampliar diligencias, presumiblemente hoy.

El herido, por su parte, fue evacuado hasta Son Espases en ambulancia y la Policía Local de Palma fue movilizada para que montara una ‘alerta verde’ al entrar en la capital balear. Se trata de un dispositivo especial para que la ambulancia llegue cuanto antes al hospital, custodiada por una patrulla que le abre el camino con las sirenas y con agentes apostados en las rotondas y cruces para darle prioridad.

El estado del hombre tiroteado es grave y en la noche de este miércoles estaba siendo intervenido quirúrgicamente de urgencia.

Punto de vista

El agresor está grave y fue operado en Son Espases

Los médicos operaban anoche al varón herido, que presentaba varias heridas de bala en el cuerpo y estaba ingresado en Son Espases en estado grave. Un juzgado de Manacor ha abierto diligencias para dirimir si la reacción del policía local fue proporcionada. Los testigos serán citados para declarar en los próximos días.