La Policia Nacional detuvo al agresor. | Redacción Sucesos

18

Un hombre que tiró salfumán a la cara a una mujer en Palma ha sido condenado a dos años de cárcel. El acusado, de 67 años y nacionalidad española, se declaró culpable a través de una videoconferencia este martes en el juicio de un delito de lesiones con medio peligroso.

La jueza de lo Penal número 2 tuvo en cuenta la circunstancia agravante de reincidencia y la atenuante de reparación del daños después de que el agresor haya indemnizado a la víctima con 1.050 euros por las lesiones. No podrá comunicarse ni acercarse a ella a menos de 300 metros en un plazo de cinco años.

La agresión tuvo lugar sobre las 15.00 horas del 2 de octubre de 2020 en la esquina de la calle Sant Pere con plaza Drassana. El hombre, que tiene numerosos antecedentes por violencia de género, abordó a la víctima con una botella de salfumán y mientras le agarraba del brazo le dijo: «Te tengo que ver muerta, te tengo que matar».

El acusado vertió sobre la cara de la mujer una botella de salfumán y huyó. La perjudicada sufrió quemaduras y lesiones oculares a consecuencia del ataque. Tuvo que ser atendida en un centro oftalmológico, donde recibió una pomada antibiótica, lágrimas artificiales y siguió un tratamiento para el dolor. La mujer tardó 23 días en recuperarse de las heridas y en la actualidad no le ha quedado ninguna secuela.

La víctima interpuso una denuncia ante la Policía Nacional, que se hizo cargo de la investigación de los hechos y detuvo al hombre el pasado 7 de octubre. Un juzgado de Palma lo dejó en libertad con una orden de alejamiento sobre la mujer. Los motivos de la agresión no han trascendido.

No ingresará en prisión

La jueza acordó la suspensión de la pena de dos años de prisión para el acusado, que fue defendido por el abogado Tomeu Salas. El hombre se enfrentaba a una petición de la Fiscalía de cuatro años de cárcel.