El joven, tendido en el suelo tras la pelea. | Redacción Sucesos

38

Las tres patrullas que dispone de noche la Policía Local de Alcúdia y una de la Guardia Civil se vieron desbordadas la noche del sábado ante las distintas peleas multitudinarias que tuvieron lugar por la zona de ocio de la localidad. Los agentes contabilizaron hasta siete en unas pocas horas en la zona de Magic.

La más importante, en la que varios jóvenes, muchos de ellos menores, se lanzaron todo tipo de mobiliario de un local, acabó con un chico, de origen magrebí, inconsciente debido a los golpes recibidos y hospitalizado en estado grave. A unos metros de allí se detuvo a otro muchacho que esgrimió un arma blanca en una riña.

Miles de jóvenes

Fuentes policiales aseguran que los dos últimos fines de semana se ha detectado un aumento «desproporcionado» de jóvenes, la mayoría de pueblos cercanos, que salen por Alcúdia de fiesta.

Y esto está provocando muchos altercados las noches de los viernes y los sábados. En uno de ellos, al llegar una patrulla de la Policía Local, encontraron la terraza de un bar destrozada, mucha gente dispersándose, y en el suelo un chico, que no llevaba ningún tipo de documentación, ensangrentado que no respondía a los estímulos de los funcionarios.

Una ambulancia lo trasladó al hospital en estado grave. Casi al mismo tiempo, muy cerca de allí, un joven fue arrestado por sacar un cuchillo en medio de otra pelea.