La Audiencia de Palma acogerá el juicio el viernes. | A.S.

4

El animador de un hotel de Alcúdia se enfrenta a una condena de 10 años de cárcel por una supuesta violación a una clienta. El hombre, de 30 años y origen italiano, será juzgado el próximo viernes en la Audiencia de Palma. La Fiscalía pide también que indemnice a la víctima con 25.000 euros por los daños morales sufridos.

Los hechos ocurrieron la madrugada del 12 de julio de 2018. El ministerio público recoge en su escrito que el acusado invitó a la mujer a salir con un grupo de animadores, a lo que ésta y una amiga aceptaron.

Alcohol

El hombre, que estuvo un rato junto a la mujer tomando bebidas alcohólicas, se las ingenió para que la víctima le acompañara a comprar más alcohol y, bajo el pretexto de haberse olvidado la cartera en su habitación, le pidió que le acompañara.

Una vez en el apartamento, según la Fiscalía, se besaron y el procesado intentó quitarle la falda, pero la mujer se negó porque tenía la menstruación. El acusado le dijo que le era indiferente, le arrebató el teléfono móvil, puso una colcha sobre la cama y la empujó. A continuación, se desnudó y se colocó encima de ella para forzarla.

La perjudicada le pidió que parara porque le estaba haciendo daño. A consecuencia de la agresión sexual sufrió un hematoma en el codo derecho, así como hematomas en la zona vaginal.