El detenido se escapó por una ventana del hospital Son Espases. | T. Ayuga

12

Una fuga de película. Un detenido se escapó de su habitación del hospital Son Espases de Palma tras romper la ventana, fabricar una liana con sábanas entrelazadas y descolgarse hasta la segunda planta.

La huida ocurrió un día de la semana pasada por la noche en el interior del módulo de presos, que se encuentra en la Unidad de Hospitalización 3 O, situada en la tercera planta.

El hombre, que estaba custodiado por dos agentes de la Policía Nacional, había sido detenido por un presunto delito de violencia de género tras agredir a su pareja sentimental y fue trasladado a Son Espases porque se encontraba muy alterado.

El arrestado estaba en la última habitación de la tercera planta, que tienen la puerta reforzada. En un momento dado de la noche fracturó la ventana de la habitación con un objeto contundente y se descolgó con las sábanas hasta la segunda planta. El hombre calculó mal la distancia y sufrió lesiones por el cuerpo en su huida.   

Los policías se percataron de la fuga al día siguiente por la mañana y varios agentes se desplazaron hasta el hospital para tratar de localizar al paciente. Una patrulla de la Guardia Civil interceptó al sospechoso cuando caminaba tranquilamente por la carretera de Valldemossa.

La Policía Nacional ha abierto una investigación interna y revisará las cámaras de seguridad del hospital para tratar de esclarecer con exactitud cómo se produjo la fuga.