La esposa del detenido con el hijo de ambos en brazos. | M. À. Cañellas

27

«Quiero que quede bien claro que mi marido no es ningún terrorista. Todo lo que está pasando es por culpa de la policía y de las autoridades de Argelia que mienten y lo están liando todo». Así de clara y rotunda se muestra la joven esposa del supuesto líder de la organización detenido en Palma que está acusado de traficar con personas y financiar el yihadismo.

En el hall de un conocido hotel de s’Arenal nos reciben la mujer, la hermana y el suegro del arrestado. Todos ellos estaban pasando unos días de vacaciones en la Isla cuando, de forma sorpresiva, llegaron ocho agentes de la Guardia Civil y procedieron a su detención.

«Esta pesadilla comienza en el año 2017. Mi marido trabajaba de agente de aduanas y tránsito. Unos meses después dejó su puesto de trabajo y se hizo cargo de un taxi. Junto a dos amigos comenzó a hacer, de forma irregular, viajes desde el aeropuerto hasta la estación de autobuses marroquíes. Un trayecto de unos 10 kilómetros», comentan la esposa.

Arrestos

«Tiempo después, la policía de Argelia cogió a sus dos amigos realizando estos viajes ilegales y los detuvo. Mi esposo, en ese momento, estaba en Libia para tomar un barco, venir a Italia y casarse conmigo. Sus amigos contaron a los agentes la verdad, pero ellos entendieron que pertenecía a algún grupo terrorista que traficaba con personas desde Argelia a Libia. Esa confusión fue el detonante de toda esta pesadilla», añade.

Noticias relacionadas

Los familiares del supuesto líder de la trama no quieren facilitar sus nombres, pero no tienen ningún reparo en posar para este periódico con las mascarillas para tratar de preservar su identidad.

«Mi hermano viajó a Italia por amor, no porque sea un terrorista. Ahora se ganaba la vida como instalador de aires acondicionados en Suiza; está casado y tiene un niño pequeño. Somos una buena familia», concluye la hermana.

La mujer, con su hijo en brazos y lágrimas en los ojos, explica que «he podido hablar con mi marido desde la cárcel y él no da crédito a todo esto que está pasando. Sabe que es inocente, pero en Argelia, hasta que las cosas se aclaren y se celebre el juicio, los detenidos pueden pasar dos o tres años en prisión de forma preventiva. Es más, yo conocí a mi marido por internet, nos enamoramos enloquecidamente y él lo dejó todo para venir a buscarme a Italia. Mi marido es un hombre bueno que dejó su país por amor, no por terrorismo», concluye.

palma familia detenido yihadismo foto Miquel A Cañellas cane

Finalmente, todos los familiares coinciden en destacar que en el país de origen, los dos amigos que en su día fueron detenidos por tráfico de personas en relación a los viajes en el taxi ilegal entre el aeropuerto y la estación de autobuses fueron declarados inocentes. «¿Cómo puede ser mi hermano líder de una organización criminal de dos personas? ¿Cómo le pueden acusar de algo de lo que ya han sido declarados inocentes?», explica la hermana.

El principal acusado de la causa permanece ingresado en el centro penitenciario de Palma, sin posibilidad de fianza. Está a la espera de que las autoridades españolas autoricen la extradición del sospechoso a Argelia para que sea el país de origen quien juzgue los hechos.