El incendio destruyó 70 carros de la compra.  | Redacción Sucesos

7

Un indigente se enfrenta a dos años de cárcel por pegar fuego a 70 carritos de la compra en un supermercado de la calle General Riera, en Palma. El acusado, de 45 años y origen marroquí, tenía señalado ayer el juicio a prevención en una sala del Juzgado de lo Penal número 7, pero no llegó a un acuerdo con la fiscal ni con la acusación particular y será juzgado a finales de 2021. El hombre insiste en que no es culpable.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 2.00 horas del 13 de junio de 2020. El procesado, según la Fiscalía, prendió fuego a la caseta de carros de la compra, que se encontraban en el aparcamiento del supermercado, y provocó que el fuego se propagara a un contenedor de Emaya y a dos vehículos estacionados en el párking junto a los carritos.

Una patrulla de la Policía Nacional, que estaba realizando servicio por la zona, observó una gran humareda que salía del centro comercial. Los agentes se desplazaron al lugar del incendio y, una vez allí, dieron aviso a los bomberos, que se encargaron de sofocar las llamas.

El Grupo de Atracos de la Policía Nacional interrogó a un testigo que vio al indigente provocar el fuego. Al cabo de varios días detuvieron al sospechoso por la tarde en el mismo aparcamiento donde ocurrieron los hechos. Los responsables de las pesquisas llegaron a la conclusión de que el autor del incendio se encontraba bajo la influencia del alcohol cuando inició el fuego. El incendio causó desperfectos en el establecimiento que han sido tasados en 18.555 euros, así como en el contenedor de Emaya, que han sido valorados en 1.011. Los daños ocasionados en los vehículos afectados por el fuego, un Ford y un Fiat 500, ascienden a 1.097.

El ministerio público acusa al hombre de un delito de daños y pide una condena de dos años de prisión y que indemnice al supermercado con 18.555 euros, a Emaya con 1.011 y a los propietarios de los vehículos con 857 y 250 euros, respectivamente.