El sindicado ha resaltado que los comentarios son «degradantes, ofensivos, y en presencia de otros compañeros, lo que está afectando a su jornada y a su estado de ánimo».

0

El Sindicato Profesional de Técnicos Sanitarios (USAE) ha puesto en conocimiento del Secretario General de Servicios de Salud de Baleares, Manuel Palomino Chacón, las vejaciones a las que un trabajador de Menorca somete a otro compañero por su orientación sexual.

Desde USAE han explicado este lunes que el responsable en la isla del transporte programado «pretende justificar este comportamiento como una broma cuando se realizan comentarios ofensivos y denigrantes hacia un compañero que está viviendo una situación discriminatoria, de acoso y derribo atentando contra su dignidad, sintiéndose intimidado y con miedo a que se produzca un encuentro en cualquiera de las bases de Menorca».

El sindicado ha resaltado que los comentarios son «degradantes, ofensivos, y en presencia de otros compañeros, lo que está afectando a su jornada y a su estado de ánimo».

En este punto, han indicado que el convenio colectivo del sector del transporte de enfermos y accidentados en ambulancia y de asistencia extrahospitalaria de Baleares recoge la consideración de falta grave la falta de respeto a la intimidad de los compañeros/as de trabajo y/o de los usuarios incluidos las ofensas verbales, físicas o de carácter sexual.

De hecho, desde USAE han asegurado que estos hechos se comunicaron a la empresa SSG-Baleares que, según han dicho, «restó gravedad al asunto probablemente sustentado en una relación de amistad entre el jefe de zona y el autor de estas ofensas».

El sindicato ha remitido un escrito a Palomino comunicando los hechos y solicitando que el Servicio de Salud tutele y medie en este tipo de actuaciones por la gravedad que conllevan.

«No tienen cabida y deben ser erradicadas del sistema sanitario público del que, por otra parte, estos trabajadores formarán parte próximamente», ha manifestado la secretaria autonómica de USAE, Dolores Moreno.