Las agresiones sin motivo se produjeron en la Playa de Palma, el miércoles de madrugada. | Redacción Sucesos

2

Al borde de la muerte por una agresión gratuita. Sin motivo alguno. Un turista holandés de 27 años se encuentra hospitalizado en Son Espases con lesiones gravísimas en la cabeza después de que un grupo de compatriotas muy violentos lo atacara en la Platja de Palma, el pasado miércoles de madrugada. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está buscando a los implicados.

Según ha podido saber Ultima Hora, la noche de los hechos un grupo de veraneantes holandeses que pasaban unos días en la Isla sembraron el desconcierto entre los balnearios 1 y 2, atacando a compatriotas que paseaban por el paseo junto a la arena o estaban sentados, tomando una copa.

Al menos protagonizaron tres incidentes distintos y sin conexión entre ellos, pero en una de las agresiones se les fue la mano y una de las víctimas, un compatriota de 27 años, quedó tendido sobre la calzada, en estado crítico. Eran las tres de la madrugada y el 061 envió una ambulancia de soporte vital básico y otra medicalizada a la Platja de Palma y los médicos se encontraron con que la víctima estaba inconsciente, «con falta de reactividad a los estímulos», según consta en el parte facultativo. Rápidamente lo intubaron y organizaron un «código politrauma» para evacuar en el menor tiempo posible al herido al hospital.

Noticias relacionadas

El joven presentaba una o varias contusiones en la zona craneal, por lo que su estado era sumamente delicado. Quedó ingresado en la UCI de Son Espases y ayer tarde seguía en aquella unidad, muy grave.

El Grupo de Homicidios de la Jefatura palmesana está buscando a los autores de la brutal agresión y han confirmado que los implicados son jóvenes extremadamente violentos, que se dedicaban a dar palizas solo para divertirse. Se han intensificado las diligencias para que no puedan tomar un vuelo de regreso a Holanda y desaparecer.

Revisan las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los autores

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está revisando las cámaras de seguridad de los balnearios 1 y 2 de la Platja de Palma para tratar de confirmar la identidad de los holandeses fugados. Esa zona, por fortuna, está plagada de cámaras, lo que facilita la investigación. Todo apunta a que se trata de turistas jóvenes que se alojaban en hoteles de la zona. Una de las hipótesis policiales es que decidieron «pasárselo bien» buscando a compatriotas y golpeándose salvajemente, sin motivo ni provocación previa.