El acusado, el pasado junio, en el juicio en Palma. | Guillermo Esteban

10

Una jueza ha absuelto a un hombre acusado de agredir a un guardia civil fuera de servicio en la terraza de un bar de Palma. La magistrada sostiene que no ha quedado acreditado que el investigado golpeara al denunciante.

Los hechos juzgados el pasado junio ocurrieron sobre las 19.30 horas del 19 de mayo de 2020. La sentencia recoge que el enjuiciado se acercó a la mesa de un bar de la avenida Joan Miró de Palma donde estaban sentados unos clientes.

El hombre, mostrando una actitud alterada, les dijo que estaban vulnerando el decreto de estado de alarma, por lo que los clientes le contestaron que estaba equivocado y le pidieron que se marchara y no molestara.

Bolsas

El investigado soltó las bolsas de la compra que llevaba en la mano y, viendo su actitud agresiva, el guardia civil que se encontraba fuera de servicio en esos momentos, se levantó de la mesa en la que estaba con sus amigos y se dirigió al acusado.

La jueza indica que no ha quedado demostrado que se identificara como guardia civil ni que le mostrara su carnet profesional ni la placa para tranquilizarlo.

Según la magistrada, tampoco quedó probado que el acusado dijera al agente «te vas a identificar a tu puta madre» ni que acto seguido le propinara dos puñetazos en la cara.

El guardia civil sufrió una contusión en la mandíbula que tardó seis días en curar. Las gafas de sol y su reloj tuvieron desperfectos que han sido valorados en 668 euros.

El fallo apunta que a pesar de la existencia de una discusión entre el acusado y el guardia no ha quedado demostrado que el hombre supiera que el denunciante era agente de la autoridad.

«Tampoco se ha demostrado que el acusado fuera el autor de las lesiones padecidas por el agente», añade.