La acusada presentó una querella contra la Guardia Civil por un atestado desfavorable de un accidente. | A. Sepúlveda

4

Un juzgado de Palma ha impuesto una condena de un año y tres meses por denuncia falsa y otra de un año por falso testimonio contra una pareja por mentir en una querella contra la Guardia Civil. Los dos acusados aceptaron este miércoles la condena en una conformidad entre su defensa y la Fiscalía.

Los dos iban en un vehículo que sufrió un accidente cerca de una gasolinera en Valldemossa. Al incorporarse a la carretera ocurrió un choque con otro vehículo que no logró frenar a tiempo. El atestado de la Guardia Civil culpaba del accidente a la conductora ahora acusada por no ceder el paso en la incorporación. El informe implicaba responsabilidades civiles y no de otro tipo para la acusada que, aseguró en la investigación que, si dio el paso de denunciar había sido como consejo del que entonces era su abogado. Así, la respuesta de la acusada y de su pareja fue presentar una querella contra el agente que firmó el atestado y acusarle de mentir en sus conclusiones y falsear la firma de la mujer que, en realidad, se había negado a suscribir el parte del accidente.

El asunto llegó a un juzgado de Palma y en esas diligencia declaró el otro acusado que ocultó que era la pareja de la denunciante y también avaló la denuncia en falso contra la Guardia Civil.