El acusado declaró ante la jueza de lo Penal 2 de Palma vestido de mujer. | Redacción Sucesos

4

«Te voy a pegar un tiro y voy a rebanarte la cabeza». «Hija de puta, te voy a matar, que tú me quitas los cartones, te voy a cortar el cuello». Estas fueron algunas de las amenazas que profirió un hombre con un cuchillo en la mano a una vigilante de seguridad en las oficinas de Emaya, en Palma. El acusado, de 55 años, ha sido condenado a un año y medio de cárcel. La jueza le ha impuesto la prohibición de comunicación y acercamiento a la víctima durante dos años y medio y una multa de 120 euros. El abogado del hombre pidió la suspensión de la pena de prisión y la magistrada no se opuso con la condición de que no cometa ningún delito en dos años.

Los hechos ocurrieron sobre las 14.15 horas del 12 de noviembre de 2020. El procesado se encontraba tumbado en la puerta de acceso a las oficinas de Emaya, donde pernoctaba desde hacía tiempo. Un empleado le pidió que abandonase el lugar y el hombre le contestó que le dejara en paz. «Te voy a pegar y a rajar», le dijo.

La encargada de seguridad tuvo que intervenir y la recibió insultándola con un cuchillo de grandes dimensiones. La mujer se resguardó en la oficina hasta que llegó la Policía Nacional. No era la primera vez que recibía amenazas por parte del acusado.

El 27 de octubre de 2020 ya le manifestó que había estado en la cárcel «por matar a un tío» y que no tenía problemas en volver a matar. El 13 de noviembre un juzgado le prohibió acercarse a menos de 200 metros de Emaya.