Las dos acusadas tenían conocimiento de que la víctima era alérgica a la proteína de leche. | ALEJANDRO SEPULVEDA

0

Los abogados de la acusación particular piden cuatro años de prisión a la encargada del comedor de alérgicos de La Salle y a la monitora por un delito de homicidio por imprudencia grave.

Además, solicitan la inhabilitación para cualquier profesión relacionada con alimentación en comedores escolares durante seis años.

La alumna sufrió un shock anafiláctico, entró en parada cardiorrespiratoria y los médicos del 061 intentaron estabilizar sus constantes durante más de una hora, pero no consiguieron salvarle la vida.

La encargada del comedor de alérgicos y la monitora, según el escrito de los abogados de la acusación particular, Daniel Castro y Manuel Ponce, tenían conocimiento de que la menor era alérgica a la proteína de leche de vaca y de las graves consecuencias que suponía para su salud la ingesta de ese alimento.