Un instante del vídeo compartido por la Policía Local de Sant Josep.

0

La Policía Local de Sant Josep, en Ibiza, auxilió a una joven de nacionalidad extranjera que deambulaba sola y de forma errática bajo la influencia de alguna sustancia estupefaciente. Según advirtieron en sus redes sociales, la joven pretendía pasar por debajo de un vallado.

Añadieron que días atrás los agentes auxiliaron a una joven que quedó inconsciente en un domicilio donde se realizaba una fiesta privada. Los agentes acudieron tras ser alertados por una amiga de la chica y accedieron a la vivienda a pesar de que los ocupantes les cerraron el paso.

Desde la Policía Local de Sant Josep remarcan que las las «fiestas en viviendas son un problema en aumento, eventos que no están sometidos a los controles de las actividades y que pueden terminar de muchas maneras, como le sucedió a esta chica extranjera, deambulando sola bajo la influencia de las drogas y que pretendía pasar por debajo de un vallado existente, sin motivo aparente».

«Hace unas semanas, se recibió una llamada de una asistente a uno de estos eventos informando que su compañera estaba inconsciente y se denegó el acceso a las patrullas, aunque finalmente pudimos acceder -habríamos accedidos igualmente-, ante una situación de peligro para la vida de una persona, pero es ridículo que esto deba suceder y que los agentes deban exponerse a denuncias en los juzgados...porque, ¿qué hubiera pasado si tras acceder, no localizamos a la persona inconsciente? piensen que nosotros también somos trabajadores y dependemos de nuestro sueldo.

Añaden que «quienes se lucran de la producción de estos eventos bajo el velo de la clandestinidad (para algunos estimulante) y del amparo que les brindan sus derechos...sepan que también tienen deberes y antes o después caerán, solo esperamos que nadie sufra daño por su ansia de lucro.

A los legisladores, sólo les pedimos herramientas para trabajar y dar respuesta a esta actividad que ha llegado para quedarse en un afán de proseguir la fiesta 'extrema', que se produce en estos inmuebles».

Desde el levantamiento del estado de alarma (09/05/2021) la Policía ha realizado 208 intervenciones relacionadas con música o ruido procedente de viviendas (328 desde el 01/01/2021), la mayoría en villas.

Añaden que un evento en una vivienda no puede contener con seguridad y sin peligro a cientos de personas, no puede pasar desapercibido para el vecindario que sufre sus efectos (ruido, tráfico, agresiones, etc), no pueden controlarse las situaciones perjudiciales que se producen y que afectan a las personas, genera trata de blancas, tráfico de drogas, prestación de servicios de seguridad ilegales y dispuestos a cualquier cosa, intrusismo en el sector del transporte ('taxis pirata', VTC deslocalizadas facturando...), peleas y agresiones.