Guardia Civil y Policía Nacional han llevado a cabo la operación conjunta. | Policía Nacional/Guardia Civil

0

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una red dedicada al robo y al tráfico ilícito de vehículos, muchos de alta gama, en una operación conjunta en la que han detenido a diez personas, cuatro en Palma, tres en Córdoba, dos en A Coruña y una en Valencial, tal y como adelantó la web de Ultima Hora.

Los arrestados compraban vehículos siniestrados y robaban coches similares para suplantar las matrículas, los números de bastidor y la documentación de los primeros en los sustraídos y los ponían en circulación tanto en España como en otros países de Europa, como Italia, Francia y Países Bajos.

Se han incautado 63 automóviles, 45 pares de placas de matrícula, abundante documentación de vehículos de diversos países, principalmente Alemania e Italia, así como fichas técnicas y permisos de circulación manipulados. Además, aparatos técnicos para llevar a cabo los robos como detectores de radiofrecuencia y maquinaria para forzar bombines, numerosos equipos informáticos, 14.800 euros en efectivo, un arma de fuego y munición.

Viviendas y naves industriales

Asimismo han sido intervenidos productos bancarios, catorce sociedades mercantiles usadas en el entramado para desarrollar la actividad delictiva, nueve viviendas y dos naves industriales.

La organización estaba liderada por varios ciudadanos de origen italiano, francés y español y se ramificaba en diferentes lugares de España.