La Policía Nacional montó de madrugada un gran dispositivo en la zona de Pere Garau.

53

Dos presuntos atracadores fueron apuñalados este sábado por la víctima que se defendió en la calle Luca de Tena, en la barriada palmesana de Pere Garau. La Policía Nacional ha arrestado a estos dos ecuatorianos y también al colombiano que fue asaltado.

De acuerdo con los datos facilitados desde la Jefatura de Policía de Palma, los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la madrugada, cuando unos vecinos alertaron de que un joven yacía malherido en el suelo, en la calle Aragón, y estaba ensangrentado. Se dio la circunstancia de que prácticamente al mismo tiempo se localizó no muy lejos de allí a otro inmigrante herido.

El primer herido, de 28 años, presentaba heridas incisas en un brazo y la espalda, y algunos cortes en el pecho. Relató un extraño episodio, según el cual un individuo lo había atacado sin motivo aparente, cuando ambos caminaban por la calle. El otro lesionado, de 23, también había sufrido algunas cuchilladas en el rostro y el cuerpo, pero su estado no era tan grave. Ambos, que resultaron ser amigos, incurrieron en graves contradicciones y se les intervino algunos objetos punzantes que llevaban encima.

Finalmente, fue localizado el tercer implicado: un colombiano de 22 años que relató que los otros dos le habían intentado atracar y él les había plantado cara. Los dos primeros fueron detenidos por un robo con violencia, ya que supuestamente intentaron desvalijar a la víctima, y el otro fue arrestado por un delito de lesiones, ya que los apuñaló. Todos ellos llevaban encima navajas, destornilladores y otros efectos afilados de defensa.

El herido de mayor gravedad fue evacuado al hospital de Son Llàtzer, con pronóstico reservado, y su compañero también fue atendido en un centro médico. Los investigadores buscaron a testigos del incidente, para poder confirmar la hipótesis del atraco fallido. En cuanto los implicados estén recuperados, serán puestos a disposición judicial en Palma.

Aumenta la violencia entre jóvenes latinoamericanos de noche en la capital

Desde que se levantó el estado de alarma y el toque de queda, la policía ha constatado un aumento inquietante de las peleas y agresiones entre jóvenes latinoamericanos en Palma. Las refriegas se han saldado con heridos de gravedad. Muchos de los implicados se hallaban bajos los efectos del alcohol o de las drogas, según las fuentes consultadas. El polígono de Son Castelló se ha convertido en uno de los puntos de reunión de algunas pandillas, que frecuentan discotecas encubiertas y participan en botellones.