Joaquín Amills, representante de la madre de las niñas, comparece en 'El programa de Ana Rosa' para analizar la última hora de la muerte ed Olivia... | Twitter: @elprogramadear

El portavoz de Beatriz Zimmermann, la madre de las niñas desaparecidas en Tenerife, ha aparecido este viernes en El programa de Ana Rosa, donde ha desgranado la última hora de la muerte de Olivia.

El representante de la familia de las niñas ha confesado que la madre no esperaba un final trágico como se confirmó este pasado jueves. «Hacerlo de una forma tan cruel y cobarde de ejecutarlo, en un sitio donde pensaba que la Guardia Civil no haría su trabajo y que no serían encontradas».

«Quiso dejar una huella en Beatriz para que el resto de su vida pensara en dónde estarían sus hijas, cómo serían, qué habría pasado, con miles de preguntas todos los días». De su madre ha dicho que se separa de Gimeno estando embarazada de Anna, la menor de las pequeñas, «porque él tenía una relación paralela».

El portavoz ha afirmado que el entorno de la familia de la madre se contuvo mucho pensando en los posibles actos y reacciones que sus palabras hubieran podido tener en Tomás Gimeno. «Pensábamos que había escenificado un hecho planeado... pero sí, lo planeó al contrario de lo que pensábamos, haciendo lo más doloroso que se le puede hacer un familiar que es tener a una persona desaparecida para toda la vida».

Finalmente, ha explicado cómo se enteró la madre de la confirmación de la muerte de su hija mayor.

Fue en boca de la Benemérita. Primero advirtieron de que «había muchas posibilidades y a partir de ahí nos cayó a todos un jarro de agua fría, han pasado bastantes horas, una noche larguísima, hablando con Beatriz no nos hacemos la idea, tanta maldad no se entiende».