Los afectados adelantaban dinero para recibir material. | Unsplash

5

Una mujer, de nacionalidad española y 32 años de edad, ha sido condenado por un juzgado de lo Penal de Palma a 21 meses de prisión como autora de un delito continuado de estafa. La imputada ofrecía a través de Internet diversos trabajos manuales para realizar desde casa que nunca se llevaron a cabo. Los interesados en el empleo pagaban por adelantado para recibir material.

La totalidad de los afectados, 102 personas, no han podido ser identificados. Sólo doce de ellos emprendieron acciones legales contra la acusada.

Los solicitantes del empleo aceptaron, acuciados por no tener trabajo, el pago por adelantado de 50 euros para recibir los materiales. Nunca recibieron nada. Ni tampoco consiguieron empleo. Entre los días 30 de mayo y 7 de septiembre se realizaron 102 ingresos en la cuenta corriente de la procesada. En total consiguió 5.100 euros.

La mujer se dedicaba, sobre todo entre mayo y diciembre de 2012, a través de distintos portales de Internet, con múltiples cuentas de correo, a anunciar desde su casa de Muro ofertas de trabajo consistentes en montaje de bolígrafos, mecheros y llaveros, relleno de formularios o ensobrado de publicidad. La imputada solicitaba el ingreso de 50 euros por adelantada para enviar el material a los domicilios de los interesados. Con esta treta consiguió ingresar en la cuenta que abrió en una sucursal de Alcúdia la cantidad de 5.100.

Este jueves, en una sala de lo Penal de Vía Alemania, la acusada admitió los hechos y aceptó 21 meses de prisión y la devolución de los 50 euros a los doce afectados que interpusieron la correspondiente denuncia al detectar la estafa. La acusada no entrará en la cárcel al quedar la pena suspendida por un plazo de tres años, siempre y cuenta abone la cantidad correspondiente a los perjudicados antes de tres meses.