La Policía Nacional detuvo el pasado mes de mayo a la mujer tras la declaración del menor en la Jefatura. | A. Sepúlveda

0

El juzgado de Instrucción número 1 de Palma ha archivado la causa contra una mujer denunciada por maltratar durante años a su hijo menor de edad, que presuntamente habría recibido palizas con una correa. El juez considera, tras escuchar la versión del niño, que ahora tiene 13 años de edad, que el delito «no aparece debidamente justificado».

La Policía Nacional detuvo a la sospechosa en Palma a principios del pasado mes de mayo. La mujer, presuntamente, castigaba a su hijo que ahora tiene 13 años atizándole sin motivo aparente. Los hechos salieron a la luz cuando el adolescente escapó de su casa tras otra paliza y se refugió en la de un compañero.

El padre del menor, que vive en Rumanía, se enteró de lo ocurrido y contactó con las autoridades españolas para denunciar la situación. La policía localizó al niño y lo trasladó a la Jefatura para tomarle declaración. La víctima contó que el día que huyó se había subido a un autobús en Palma, donde casualmente también iba su madre, que es rumana. La mujer se enfureció porque no la había saludado y al llegar a la casa le espetó: «Métete en la habitación que voy a por la correa». Acto seguido, regresó con el cinturón y empezó a golpearle.

Ahora, un mes más tarde, la acusada, asistida por Rafael Oviedo, ha visto cómo se archiva el caso.