El primer sobreseimiento fue recurrido por la acusación. | A. Sepúlveda

1

La Audiencia de Palma ha confirmado el sobreseimiento para una de las tres acusadas por la muerte de la niña de cuatro años Naia, que murió en el colegio La Salle en 2019 por una reacción alérgica.

Se trata de la auxiliar de enfermería que acudió al colegio cuando la niña entró en shock, tras comer un sandwich de helado de nata que contenía proteína de leche de vaca. La profesional, representada por el abogado Guillem Obrador, alegó que no le puso adrenalina a la menor porque no llevaba ninguna inyección en su mochila escolar.

El primer sobreseimiento fue recurrido por la acusación y ahora la Audiencia confirma el archivo. Los jueces consideran que la auxiliar siguió correctamente el protocolo. El 24 de mayo se cumplieron dos años del fallecimiento de la pequeña Naia.