Imagen de archivo. | A. Sepúlveda

7

Tragedia en el Cavall Bernat. Un hombre de 68 años que practicaba rápel en una montaña del Port de Pollença falleció este sábado al caer desde una altura de quince metros. La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar las causas del accidente.

De acuerdo con los datos facilitados desde la Benemérita, la caída se produjo sobre la una y media de la tarde, cuando el hombre estaba atado con unas cuerdas y maniobra en una pared de la montaña. Por causas que se desconocen, el deportista -que al parecer tenía experiencia- se cayó al vacío y falleció prácticamente al instante. El accidente se produjo en las inmediaciones del Ull de Bou, que es un paraje muy frecuentado por excursionistas.

Los servicios de emergencia fueron alertados de lo ocurrido y la Comandancia palmesana puso en marcha un dispositivo de emergencia.

Difícil acceso

Se trata de una zona montañosa de difícil acceso y los expertos del GREIM (Grupo de Rescate e Intervención en Montaña) tuvieron que avanzar con sumo cuidado hasta llegar al cuerpo sin vida. Después, el helicóptero lo trasladó hasta la base aérea militar del Port de Pollença, donde el forense de guardia estaba esperando y procedió al levantamiento del cadáver. El fallecido es de nacionalidad española y sus siglas se corresponden con las de A.S.M.

Ahora, la Guardia Civil está investigando qué falló para que el hombre cayera desde esa altura. Los agentes realizaron un reportaje fotográfico en esa pared y de las cuerdas utilizadas en el rápel.