La procesada, este miércoles, en una sala de lo Penal de Vía Alemania, en Palma. | Juan P. Martínez

6

No era la primera vez que pisaba los juzgados de Vía Alemania. Había sido sentenciada con anterioridad por conducir sin carnet y también bajo los efectos del alcohol. Ayer le llegó el turno de sentarse en el banquillo de los acusados en un juzgado de lo Penal por hacerse pasar por su primera tras ser ‘cazada’ al volante tras haber consumido drogas.

La acusada, de nacionalidad española, reconoció los hechos ante la juez y aceptó una condena de nueve meses de prisión como autora de un delito de usurpación del estado civil.

El incidente tuvo lugar el 10 de agosto del pasado año. La procesada tuvo un accidente en las inmediaciones del Palacio de Congresos de Palma. Estrelló su vehículo contra un semáforo. Conducía, como había hecho otras tantas veces, sin carnet. Hasta el lugar del siniestro acudió una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, que le realizó la prueba de drogas a la mujer y arrojó un resultado positivo.

En ese momento fue requerida por los agentes para que se identificara y formalizar la denuncia por conducción bajo los efectos de sustancias estupefacientes. Se le imponía una multa de 1.000 euros e iba a perder seis puntos del permiso de conductor. La procesada, no lo dudó, y les dio el nombre y los apellidos de su prima. Días más tarde esta recibió en su casa la multa. Sorprendida, la perjudicada, representada por el abogado Óscar Navarro, reclamó. Ella no había tenido ningún accidente. Lo que no imaginaba es que fue su prima la que dio sus datos.

A día de hoy sigue luchando para que le devuelvan el importe de la multa que abonó y se le restituyan los seis puntos perdidos.

Suspendida

La defensa de la acusada alcanzó un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular para que la pena de cárcel quedase suspendida. La mujer no podrá cometer ningún delito en los próximos tres años.