Momento en el que policías locales proceden a la detención del acusado de prender fuego a su casa, a última hora del lunes. | Michel's

6

Un hombre de 55 años de edad ha sido detenido por la Policía Local de Andratx después de que en la noche del lunes pegara fuego a su casa en aquella localidad y después agrediera a un agente que intentaba calmarlo. El incendio provocó gran alarma en el vecindario y los residentes tuvieron que ser desalojados antes de la medianoche, aunque después pudieron regresar a sus casas.

Según informaron en fuentes de emergencias, el siniestro se declaró poco antes de las once de la noche en la zona del Camí des Vinyet, cuando supuestamente un hombre fuera de sí arrojó gasolina en su casa y prendió fuego, por motivos que están siendo investigados. Poco después llegaron familiares suyos e intentaron calmarlo, pero la humareda se estaba propagando y los vecinos comenzaron a salir de sus casas, preocupados.

Varias dotaciones de bomberos y todas las unidades de guardia de la Policía Local de Andratx acudieron a esa dirección, y se encontraron con una mujer que estaba muy nerviosa porque al parecer había inhalado humo, mientras que otros residentes esperaban a pie de calle. En total, fueron desalojadas doce personas durante más de una hora y en ese tiempo los bomberos sofocaron el fuego y procedieron a ventilar todas las estancias, para airearlas.

El dueño de la vivienda donde empezó el fuego estaba muy nervioso y supuestamente, cuando los agentes trataban de calmarlo, agredió a uno de ellos propinándole una bofetada en la cara, por lo que en plena calle fue reducido por dos policías, que lo arrojaron al suelo y le colocaron los grilletes. El hombre ofreció resistencia, pero al final fue introducido en un coche patrulla que lo trasladó a los calabozos municipales.

Al parecer, no es la primera vez que protagoniza un incidente grave. Ayer por la mañana, la Guardia Civil se hizo cargo del sospechoso y tras tomarle declaración lo trasladaron al juzgado de guardia de Vía Alemania, para ser interrogado por el juez. La casa incendiada fue inspeccionada por los investigadores, que detectaron indicios de que el fuego había sido provocado arrojando gasolina.

Tuvieron que enviar refuerzos policiales de Calvià

El incidente de este martes en Andratx puso de manifiesto las deficiencias en horario nocturno de las fuerzas policiales en aquel municipio. La Policía Local de Calvià tuvo que prestar apoyo en la localidad vecina y envió a seis agentes al Camí des Vinyet, muy cerca del colegio público, para apoyar el operativo. Los agentes temen que ahora que llega el verano y empiezan a venir turistas la plantilla se quede corta.