La Policía Local del municipio ha instalado un radar en sa Pobla. | Redacción Sucesos

9

La Policía Local de sa Pobla aplica la tolerancia cero en su municipio. En una semana, un total de 22 conductores han sido denunciados por excesos de velocidad graves. En esta localidad, los agentes no van a la caza del conductor y solo sancionan a todos aquellos que ponen en peligro real la vida de los usuarios de la vía.

Por ese motivo, en la vías de 30 kilómetros por hora se aplica un margen razonable. El problema surge cuando, en tan sólo siete días de funcionamiento del radar, más de una veintena de conductores fueron cazados a velocidades superiores a 70 y 80 kilómetros por hora en vías de 20 o 30 kilómetros. Este sistema de control seguirá funcionando de forma periódica en varios tramos de sa Pobla para evitar accidentes.

La Policía Local de sa Pobla coloca este radar móvil en vías de limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora. Las sanciones muy graves pueden suponer una multa de hasta 600 euros.