La Policía Nacional se desplegó rápidamente y detuvo al okupa en Palma. | A. Sepúlveda

7

A arponazos. La Policía Nacional ha detenido a un okupa de Palma que se peleó violentamente con otro y en el transcurso de la disputa intentó dispararle con un fusil de pesca submarina.

Los hechos ocurrieron el viernes, cuando la sala del 091 fue alertada de una trifulca en una vivienda de la capital balear que estaba ilegalmente ocupada. Cuando los agentes se personaron en la propiedad confirmaron que los dos contendientes eran okupas mal avenidos.

Arpón

Uno de ellos, el que se había llevado la peor parte, les explicó a los agentes que su compañero le había intentado disparar con un arpón, de los que se utilizan en la pesca submarina. Afortunadamente, no consiguió su propósito y la víctima pidió ayuda. Los funcionarios, entonces, procedieron a la detención del sospechoso, que fue trasladado a las dependencias de la Jefatura palmesana, en la calle Simó Ballester, para que prestara declaración.

Fuentes policiales han confirmado que, de un tiempo a esta parte, se han multiplicado los incidentes con okupas en pisos y propiedades de Palma. También la Guardia Civil, en la Part Forana, ha detectado un aumento de problemas de inseguridad relacionados con estos intrusos. Muchos de okupas están organizados y piden un «rescate» al dueño de la casa o finca, para que la pueda recuperar. En algunos casos las disputas se cierran por 1.000 euros, pero si se trata de chalets lujosos la cuantía es muy superior.