Agentes de la Policía Científica, a su llegada al centro donde se registró el suceso. | Javier Jiménez

4

La explosión de una placa utilizada para mantener caliente la comida en la cocina del colegio Green Valley, ubicado en el Camí de la Vileta, en Palma, provocó quemaduras graves a mediodía de este viernes a un cocinero, de 30 años. El hombre tuvo que ser trasladado horas después al hospital de Vall d’Hebron de Barcelona. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para esclarecer lo ocurrido.

La deflagración, según fuentes próximas al caso, tuvo lugar alrededor de las 13.30 horas. En el lugar de los hechos se encontraban tres personas. Una de ellas sufrió quemaduras en brazos, piernas y abdomen. No perdió el conocimiento a pesar de la importancia de las heridas.

Emergencias

Los equipos de emergencias desplazados al colegio pudieron comprobar que se había producido una explosión en la cocina del centro educativo. Al centro también acudieron distintas patrullas de la Policía Nacional, Policía Local y bomberos.

El accidente se produjo debido a un fallo en un elemento utilizado para mantener caliente la comida. Expulsó aire a muy alta temperatura y el cocinero sufrió graves quemaduras, concretamente de segundo grado en el 25 por ciento de su cuerpo.

Los efectivos sanitarios estabilizaron al herido y le tuvieron que suministrar analgésicos para mitigar el dolor. Tras esto fue trasladado en ambulancia hasta Son Espases. Después de realizarle varias curas por parte del equipo médico, se decidió horas más tarde derivarlo al Vall d’Hebron de Barcelona.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. Varios agentes de la científica estuvieron por espacio de casi una hora en el interior de la cocina del centro escolar para recabar pruebas que puedan explicar por qué la placa térmica se calentó de tal manera que acabó provocando una explosión.

Consternación

El suceso causó una profunda consternación entre el personal docente y los padres de los alumnos del Green Valley. Varios de ellos se pusieron en contacto con el centro para conocer lo ocurrido tras enterarse de la noticia a través de los medios de comunicación.