El despliegue policial en el barrio del Pilar tras el tiroteo mortal en Ciudad Real. | VERÓNICA ARCHE

11

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Algaida ha detenido a cuatro integrantes de un clan gitano que huyeron a Mallorca tras un tiroteo mortal en Ciudad Real. En la Isla, se apoderaron de una lujosa propiedad y cuando fueron descubiertos por el dueño intentaron atropellarlo con un coche. Ayer pasaron a disposición judicial, acusados de un delito de intento de homicidio y otro de allanamiento de morada.

Según ha podido saber Ultima Hora de fuentes de los juzgados, el crimen del barrio del Pilar de Ciudad Real se cometió el pasado lunes día 3 de mayo y al poco tiempo, en plena venganza entre clanes enfrentados, seis miembros de una misma familia viajaron a Mallorca, para ocultarse.

Okupación

Sin embargo, todo apunta a que durante estos días se han dedicado a cometer robos en la Isla, además del caso de okupación confirmado. Ocurrió en una elegante propiedad, con piscina, a la que los miembros del clan accedieron por la fuerza y se instalaron. Arrancaron mobiliario de los cuartos de baño y las ventanas y cuando apareció en la casa el dueño, se pusieron muy violento con él. De hecho, intentaron atropellarlo con un coche antes de darse a la fuga.

La Policía Judicial de Algaida abrió una investigación y hace unos días interceptó a los seis familiares. Cuatro de ellos quedaron detenidos, pero ayer, en la declaración ante el juez, solo fueron puestos a disposición judicial tres. Se trata de una banda muy violenta, con antecedentes policiales por diversos motivos, y ahora la Guardia Civil está investigando si han cometido más delitos en Mallorca en el poco tiempo que pasaron aquí, escondidos. Las diligencias las instruye el Juzgado de Instrucción número 7 de Palma, que ayer estaba en funciones de guardia. Las versión de los hechos de los cuatro acusados no ha trascendido de momento, pero se sabe que huyeron de Ciudad Real porque temían por sus vidas, tras el tiroteo mortal en el barrio del Pilar.

Tras el crimen se produjeron quema de casas y coches entre las familias rivales

El tiroteo mortal entre clanes rivales, a principios de mayo, degeneró en una guerra abierta entre las familias enfrentadas. La Policía Nacional del barrio del Pilar, en Ciudad Real, tuvo que montar un amplio operativo para controlar a las turbas, que quemaron casas y coches. En total fueron detenidas ocho personas por su implicación en el crimen de J.R.T., que tenía 46 años de edad. El clan que huyó a Mallorca es el que supuestamente provocó el tiroteo, que tuvo lugar a 300 metros de la estación del AVE.