El joven admitió los hechos en el juzgado de lo Penal número 4 de Vía Alemania. | R.S.

6

Un joven aceptó este jueves en un juzgado de lo Penal de Palma un año de prisión por provocar un accidente de tráfico con el coche que conducía la madrugada de octubre de 2019 y no auxiliar a un motorista que resultó herido.

El acusado se declaró culpable de un delito de conducción temeraria y lesiones y otro de abandono del lugar del accidente. Además de la pena de cárcel, que no cumplirá al quedar suspendida, se le retira el carnet de conducir.

El suceso tuvo lugar sobre las 6.15 horas del 27 de octubre. El procesado conducía un BMW por el Passeig Marítim realizando continuos cambios de carril adelantando a otros coches, por derecha e izquierda, a velocidad elevada. Al llegar a un semáforo situado a la altura de Avenida Argentina, un motorista estaba parado esperando a que se pusiera en verde y el imputado lo embistió por detrás. Tras el golpe, el joven, si bien es cierto que aminoró la marcha, segundos después se alejó del lugar a gran velocidad.

La víctima sufrió lesiones en la mano, incluidas varias fracturas, así como dermoabrasiones en las rodillas y tobillos, que le obligó a pasar por el quirófano. También padeció una cervicalgia y una lumbalgia postraumática. Tardó en curar algo más de seis meses y le quedaron varias secuelas. El perjudicado fue indemnizado por el seguro del conductor imprudente.

El abogado del imputado, Miguel Ángel Ordinas, alcanzó un acuerdo con el representante del ministerio fiscal para la suspensión de la pena de cárcel, recibiendo el visto bueno. No entrará en prisión con la condición de que no vuelva a cometer ningún delito en los próximos tres años. La juez de lo Penal número 4 dictó sentencia 'in voce'.