El juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán. | Pere Bota

3

Continúa la riada de recursos contra la decisión del magistrado Carlos Gómez de archivar la causa en torno al juez Manuel Penalva y el exfiscal Miguel Ángel Subirán. Las representaciones del empresario Bartolomé Cursach y Bartolomé Sbert son dos de las últimas en presentar sus apelaciones ante la Sala de lo Penal del TSJIB. El primero plantea la existencia de hasta una decena de delitos cometidos por el magistrado, el fiscal y los policías del Grupo de Blanqueo de la Policía Nacional durante la instrucción del 'caso Cursach' y sus derivadas. Ambos coinciden también en atacar la decisión de archivo de la causa para Subirán por su estado mental.

El abogado de Cursach, Enrique Molina, considera que se trata de «la misma situación psíquica y emocional que demostraba durante el ejercicio profesional como fiscal» y plantea que es habitual que un implicado en un procedimiento penal tome medicamentos por el estrés que supone esta situación: «Serían muchos los investigados que se sumarían a este precedente», ironiza.

El instructor aún tiene que resolver algunos recursos presentados ante él antes de que decida la Sala.