Dos ambulancias del SAMU-061 acudieron al lugar del suceso y atendieron a las chicas. | Julio Bastida

10

Atropello de dos menores en la calle Manacor de Palma. Dos chicas, de 15 años, resultaron heridas de diversa consideración tras ser arrolladas por un turismo cuando estaban cruzando por el paso de peatones.

El accidente tuvo lugar el lunes al mediodía, en torno a las 14 horas, a la altura del número 85 de la citada vía. Esto es frente a un conocido supermercado y a escasos metros de la plaza de la Guardia Civil (parque Wifi).

Testigos

Según el relato de varios testigos presenciales, en el momento del accidente las dos adolescentes estaban cruzando por el paso de peatones de forma correcta. En un momento dado, de forma sorpresiva, apareció un turismo que no se percató de la presencia de las chicas y se las llevó por delante. Una de las víctimas, a consecuencia del fuerte impacto, salió despedida unos metros cayendo sobre el asfalto. La segunda menor, también salió despedida levemente, pero con una importante brecha en la cabeza.

En ese momento, una ambulancia del Servicio Programado del IB-Salud que estaba realizando su ruta habitual se percató del siniestro y acudió de urgencia para auxiliar a las heridas.

El técnico en emergencias sanitarias activó los rotativos (sirenas) y colocó la ambulancia en posición de seguridad para proteger la zona. Tras dar aviso a sus compañeros del Servei d'Actuació Mèdica Urgent (SAMU-061) se personó una ambulancia medicalizada de la clínica Juaneda.

A su llegada, el doctor Joan Ferrer, especialista en este tipo de accidentes, inmovilizó a las pacientes y ordenó su traslado hasta un centro hospitalario. Una de las pacientes, presentaba un fuerte dolor de cadera, politraumatismos por diversas partes del cuerpo y dermoabrasiones provocadas por las quemaduras del asfalto. La chica estaba consciente y orientada. La segunda víctima presentaba una importante brecha sangrante en la cabeza. El estado de las heridas es reservado a falta de la práctica de varias pruebas médicas.

En el momento del accidente en la zona estaba lloviendo de forma abundante. Todo apunta que la lluvia dificultó la visión del conductor. El siniestro se produjo un día antes de que entrara en vigor la reforma del reglamento de circulación que limita las velocidades en todas las travesías y deja los 50km/h como una excepción. Hay que destacar que la calle Manacor está regulada a 40 kilómetros por hora y que a escasos metros del lugar del accidente hay un radar fijo.