Imagen del botín del delincuente. | Policía Local de Inca

7

Seis botellas de vino blanco, una de rosado y un pack de seis latas de cerveza. Este fue el botín que consiguió este domingo un ladrón en un supermercado de Inca. Para ello agredió a una empleada del establecimiento cuando esta descubrió que intentaba marcharse sin pagar. Minutos después fue arrestado por agentes de la Policía Local.

Los hechos tuvieron por la mañana. El delincuente, junto con otros jóvenes, se dirigió a un conocido supermercado de Inca con la intención de robar. Eligieron alcohol. Cuando fueron sorprendidos por una trabajadora, uno de ellos la golpeó y logró escapar.

Un testigo de los hechos llamó a la Policía Local de Inca para informar de lo que acababa de presenciar, al mismo tiempo que vio en qué dirección escapaban los sospechosos y los siguió de manera discreta. Gracias a ello los agentes lograron dar con el ladrón.

El arrestado está acusado de un presunto robo con violencia mientras que los dos jóvenes que le acompañaban serán denunciados por hurto.