La Guardia Civil ha investigado el caso y ha detenido a un joven español de 18 años. | A. Sepúlveda

10

Nueva detención por una supuesta agresión sexual en Mallorca. La Guardia Civil ha detenido a un joven español de 18 años de edad que presuntamente violó a una amiga de la misma edad en una finca de la localidad de Costitx. Fuentes de los juzgados de Inca han relatado a Ultima Hora que los hechos ocurrieron cuando cuatro jóvenes –tres chicos y una chica– organizaron una cena en una casa de ese pueblo.

La fiesta se alargó y dos de los jóvenes se fueron a dormir, mientras que el acusado se presentó en el cuarto de la amiga y trató de mantener relaciones sexuales con ella. La víctima explicó que no quería, pero que entró en pánico y no pudo ofrecer resistencia.

Dos días después, la joven acudió al cuartel de la Guardia Civil de Inca para interponer una denuncia contra el asistente a la fiesta, al que pudo identificar. Con esos datos en poder de los investigadores, su detención fue cuestión de horas. El acusado fue trasladado a las dependencias policiales, donde los agentes le tomaron declaración. Según parece, negó de forma categórica que hubiera forzado a la joven y sostuvo en todo momento que las relaciones sexuales fueron consentidas por las dos partes.

Mensajes de móvil
Al día siguiente, el acusado fue puesto a disposición judicial en Inca y mantuvo la misma versión de los hechos ante el juez, que lo dejó en libertad con cargos y dictó una serie de medidas cautelares contra él.

Los investigadores están analizando en estos momentos una serie de mensajes de teléfono móvil que se cruzaron el presunto violador y la denunciante, después de ocurrir los hechos. Para el imputado, estas conversaciones escritas probarían que no existió violación, sino una relación sexual consentida. La víctima, sin embargo, niega este extremo e insiste en que aquella noche la forzó en la finca de Costitx.

En las últimas semanas, tanto en la Comandancia de la Guardia Civil como en la Jefatura de la Policía Nacional han detectado un aumento de las denuncias por agresiones sexuales en Mallorca.