Momento en el que la Policía Nacional detiene al ladrón de 21 años, en la calle Forners de Palma. Foto: CNP

6

Un ladrón con poca suerte. La Policía Nacional ha detenido en la madrugada de este sábado a un paraguayo de 21 años que entró a robar en un coche estacionado en la calle Foners y se cortó en las manos cuando reventaba las lunas con una piedra.

Una patrulla del GOR detectó al sospechoso a las 3.20 horas, saltándose el toque de queda y en actitud muy sospechosa dentro de un coche que presentaba cuantiosos daños materiales. El joven se puso muy nervioso al ver a la policía y trató de taparse el rostro de forma reiterada.

En su poder tenía la documentación de otra persona, presumiblemente la del dueño del coche que había encontrado en la guantera.