La acusada en el juicio celebrado en Vía Alemania. | Guillermo Esteban

2

Una mujer fue condenada este viernes a un año de cárcel por robar en un supermercado de Palma y morder a la vigilante de seguridad que la interceptó. La acusada, de 43 años de edad y nacionalidad española, se declaró culpable en el juicio de un delito de robo con violencia y otro leve de lesiones y aceptó también una multa de 30 euros. Tendrá que indemnizar a la víctima de la agresión con 210 euros por las lesiones y con 65 al representante del establecimiento por los productos sustraídos.

La jueza de lo Penal número 5 tuvo en cuenta la circunstancia atenuante de toxifrenia, ya que cometió el robo por su grave adicción a las drogas. La mujer no ingresará en prisión con la condición de que realice trabajos a beneficio de la comunidad durante cuatro meses y que abone la totalidad de la responsabilidad civil en un plazo de un año.

Los hechos se produjeron el 24 de octubre del año pasado. La acusada se dirigió a un supermercado de la Avinguda d’Alexandre Rosselló y sustrajo varios efectos del establecimiento que fueron valorados en 65 euros.

Codazos y mordiscos
La vigilante de seguridad del local la sorprendió cuando huía y forcejeó con ella. La mujer le golpeó con los codos y le propinó varios mordiscos en el brazo para escapar con los efectos que había cogido.

La perjudicada, a consecuencia de la agresión, sufrió traumatismos superficiales en múltiples regiones del cuerpo que tardaron una semana en curar.