Un agente de la Guardia Civil mostrando la granada. | Redacción Sucesos

0

La Guardia Civil se ha hecho cargo de una granada de mano de las que se utilizaron durante la Guerra Civil, y que se encontraba sin carga, que fue hallada por un hombre cuando limpiaba una vivienda en la localidad mallorquina de Llucmajor.

Este vecino avisó a la Guardia Civil de que había encontrado una granada de mano mientras estaba realizado trabajos de limpieza en una vivienda que recientemente había heredado de un familiar, según detalla el instituto armado en un comunicado.

La patrulla que acudió a la casa comprobó que el artefacto era una granada de mano y alertó al Grupo Especial de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (GEDEX). Los artificieros comprobaron que se trataba de una granada de mano polaca ofensiva (Wz24), utilizada en la Guerra Civil, sin carga, por lo que no hizo falta proceder a su destrucción.

La Guardia Civil pide a todo aquel que pueda encontrar cualquier tipo de proyectil o artefacto explosivo que se abstenga de tocarlo, moverlo o manipularlo y avise de inmediato en el teléfono 062 porque aunque aparentemente parezca inservible, puede explosionar si contiene en su interior el material explosivo