El acusado, antes de la lectura del veredicto del jurado, en la Audiencia de Palma. | A. Sepúlveda

1

El ex relaciones públicas Paul Lee Waugh se ha abrazado al responsable del pub Mulligans de Punta Ballena, en Magaluf, tras conocer este martes el veredicto del jurado en la Audiencia de Palma. Ocho personas lo exculparon de la agresión mortal del turista Aaron Henderson, de 30 años, la noche del 27 de abril de 2018. Solo un miembro del tribunal lo vio culpable. El encargado del establecimiento también ha sido absuelto de encubrimiento.

La Fiscalía reclamaba una condena de 12 años de cárcel para el hombre por un delito de homicidio y un año y ocho meses de prisión para el responsable del bar de copas por encubrir el crimen.El jurado considera que no ha quedado demostrado que Paul Lee, de 38 años y nacionalidad británica, fuese el autor de la patada que acabó con la vida de Aaron Henderson, de origen norirlandés. El portavoz del tribunal ha leído el veredicto y ha dicho que el manotazo que el acusado dio a la víctima no le causó las lesiones que le causaron la muerte tras dos operaciones en Son Espases.

El jurado concluye que tampoco se ha probado que el dueño del local encubriera el homicidio que supuestamente había cometido el empleado. Paul Lee reconoció en la primera sesión del juicio que dio una bofetada con la mano izquierda al perjudicado, pero negó que le propinara una patada en la cabeza. El turista discutió con su pareja en el interior del Mulligans, la chica salió del pub y el relaciones públicas lo persiguió. «El acusado actuó para defenderse de una agresión previa», ha señalado el portavoz del jurado.

Noticias relacionadas

«Juro por mi hijo que soy inocente», dijo el último día del juicio entre lágrimas el acusado, que ha pasado dos años preso.