Durante el operativo, los agentes localizaron una gran cantidad de comida sobre los mostradores sin ningún tipo de control sanitario, productos caducados y sin etiquetar. | Redacción Sucesos

21

La Policía Nacional ha practicado este miércoles por la tarde un amplio operativo policial en comercios africanos en Son Gotleu.

Tras las numerosas quejas ciudadanas e incumplimientos manifiestos por parte de los responsables de los locales, agentes de la UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales) y del 'Grupo Alazán' irrumpieron en numerosos establecimientos comprobando la documentación, medidas COVID y sanitarias.

En el dispositivo también participaron inspectores de Turisme del Govern balear, agentes de la Patrulla Verde (Policía Local de Palma).

Durante el operativo, los agentes localizaron una gran cantidad de comida sobre los mostradores sin ningún tipo de control sanitario, productos caducados y sin etiquetar. También se ha comprobado la documentación de los empleados y algunos clientes.

Desde hace meses, la barriada palmesana de Son Gotleu había experimentado cierto descontrol en la población africana, detectando la Policía Nacional un considerable aumento de la venta de sustancias estupefacientes y enfrentamientos directos con los clanes gitanos. Esta situación había generado una gran crispación y tensión en el barrio.